¡Aprende 5 recetas de laxante natural y dile adiós para el estreñimiento!

Los laxantes químicos son ampliamente utilizados por las personas, pero muchos de nosotros olvidamos que estos tipos de medicamentos pueden hacernos sentir efectos secundarios. Por eso es importante conocer cómo hacer un laxante natural para tratar el estreñimiento.

Muchas personas sufren de problemas digestivos, sin embargo, la mayoría de las quejas actualmente se concentran en el estreñimiento.

Los problemas intestinales pueden disminuir el metabolismo del órgano, lo que retrasa la digestión y el estreñimiento, ya que los residuos quedan retenidos en el colon y pueden alterar la flora intestinal.

Síntomas como dolores de vientre, gases constantes e hinchazón pueden ser resultados de mal funcionamiento del intestino. Con el tiempo los residuos retenidos en el colon deshidrata lo que endurece las heces y dificulta aún más la resolución de ese problema. Sin duda alguna, el estreñimiento es uno de los problemas más incómodos que vivimos, a pesar de que no son tan graves como otros síntomas.

En ese sentido, es importante optar por el uso de un laxante natural, ya que el organismo necesita mantener el equilibrio de la flora intestinal para evitar el surgimiento de enfermedades más graves.

En ese sentido, vea cinco recetas de laxante natural que además de ayudar a mejorar su digestión, son muy sabros y fáciles de hacer.

1. Jugo de plátano y higo

Los higos contienen fibras dietéticas que ayudan a estimular los movimientos de eliminación de heces de los intestinos durante la digestión. Además, el plátano también contiene fibras que auxilian en esa eliminación que ocurre a través del intestino.

Esta combinación de fibras es especialmente beneficiosa para la región del intestino grueso.

Ingredientes

  • 1 banana madura
  • 3 higos frescos o secos
  • 1 cucharada de miel
  • ½ vaso de agua

Modo de preparo

Bata todos los ingredientes en la licuadora hasta conseguir una mezcla bien uniforme. Para aliviar el estreñimiento, consuma ese laxante natural todas las noches antes de dormir, hasta que el estreñimiento pare.

2. Jugo de aloe vera y miel

El jugo de aloe y vera es considerado un laxante natural, pues controla la cantidad de jugo gástrico producido por el estómago, además de ayudar a controlar cualquier inflamación.

En combinación con la miel, ayuda a mantener el equilibrio de la flora bacteriana, responsable de la transformación del bolo alimentario.

Ingredientes

  • ½ vaso de agua
  • 6 cucharadas de gel de aloe vera
  • Una cucharada de miel

Modo de preparo

Comience dibujando el gel de aloe vera. Mezclar todos los ingredientes en la licuadora y batir hasta conseguir una mezcla uniforme.

Beba antes del desayuno por dos semanas.

3. Jugo de manzana y papaya

La papaya posee enzimas digestivas que ayudan en la digestión de los alimentos. La manzana, a su vez, tiene fibras, necesarias para el movimiento digestivo de los intestinos.

Por su parte, la combinación entre manzana y papaya es un laxante natural muy eficaz y que confiere energía extra para el cuerpo, debido a sus azúcares naturales.

Ingredientes

  • 1 manzana verde
  • ½ vaso de agua
  • 3 rebanadas de papaya madura
  • Una cucharada de miel

Modo de preparo

Colocar todos los ingredientes en la licuadora y mezclar hasta conseguir una bebida homogénea. Por dos semanas, consuma la bebida todos los días en ayuno, o como parte de su desayuno.

4. Jugo de naranja y kiwi

El kiwi produce una enzima llamada actidinina que sirve para mejorar la movilidad intestinal. En combinación con las fibras contenidas en la naranja, este laxante natural puede ser muy eficaz en el alivio del estreñimiento.

Ingredientes

  • Jugo de 5 naranjas
  • 4 kiwis

Modo de preparo

Bata en la licuadora el jugo de las naranjas y los kiwis pelados y cortados en pedazos. Mezclar todo hasta obtener una mezcla homogénea.
Sirva sin coar, y trate de beber lo más rápido posible para aprovechar mejor las propiedades del jugo.
Beba el jugo media hora antes de su desayuno.

5. Jugo de semillas de linaza y pera

Los ingredientes de este laxante natural actúan como probióticos en el colon, pues sirven de alimento para los microorganismos que componen la flora intestinal.
Además, las semillas de linaza y la pera tienen alto contenido de fibra soluble y antioxidantes, muy beneficiosos y necesarios para la digestión.

Ingredientes

  • ½ vaso de agua
  • 2 peras
  • 1 cucharada de semillas de linaza

Modo de preparo

Corte las peras en trozos y bata en la licuadora con los otros ingredientes. No es necesario quitar la cáscara de las peras.
Cuando consiga una mezcla uniforme, beba siempre en ayuno.
Procure consumir ese laxante natural hasta tres veces por semana.

¿Te gustan las recetas? Aproveche las alternativas de laxante natural para mejorar su digestión y evitar posibles efectos colaterales del uso excesivo de laxantes comerciales.